20.9 C
Argentina
16 junio, 2024

Milei tuvo su show musical en medio de maldiciones al socialismo y cánticos del público contra Pedro Sánchez

Noticias y curiosidades del mundo

«Detrás del socialismo se esconde la envidia, el odio, el resentimiento, el trato desigual ante la ley, la violencia y el asesinato». Javier Milei tuvo su propia fiesta ante miles seguidores. En medio de las urgencias nacionales y el conflicto diplomático con España, cuyos ecos resonaron en el micro estadio Luna Park con los cánticos contra Pedro Sánchez, el ultraderechista que gobierna Argentina se permitió hacer gala de todos los recursos que le permitieron ganar las elecciones en noviembre: el grito estridente, la invectiva y los datos falsos revestidos de un presunto saber económico. No faltó el discurso antiabortista y en defensa de la familia en boca del hombre que llama a sus mastines «hijos de cuatro patas». El Luna Park se pobló de seguidores incondicionales que fueron a escuchar a Milei en su doble condición: como cantante de un grupo de rock formado para la ocasión y llamado «La Banda Liberal» y, a su vez, en calidad de autor deCapitalismo, socialismo y la trampa neoclásica’, un libro que tiene varias denuncias de plagio. El portal ‘La Política Online’ presentó los textos originales y las copias. Pero esas evidencias no resienten el apoyo que recibe el mandatario de jóvenes, en especial varones, de la clase media  pauperizada en un país con más de 50% de pobres, de acuerdo con recientes cifras de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Milei habló de cuestiones económicas con un lenguaje técnico que solo podía tolerar un auditorio apasionado y creyente de que solo se trataba de verdades irrefutables. Al momento abordar asuntos políticos el tono fue más iracundo. Buena parte de los dardos retóricos apuntaron contra el socialismo como idea, aunque, a la luz de las fricciones con el jefe del Gobierno español, los medios de prensa locales no pasaron por alto la intención del presidente de mantener el fuego de la controversia. El socialismo, dijo, «es la economía de los fracasados». La ultraderecha, dijo, no solo debe dar la «batalla cultural» contra la izquierda en todas sus variantes. Necesita ser más audaz. «Si no nos metemos en el barro los zurdos nos llevan puestos (pasan por encima) porque lo importa es tener el poder».

El Luna Park se levanta a 600 metros de la sede del Ejecutivo. Ha sido el histórico templo del boxeo, pero, a partir de los años setenta del siglo pasado abrió sus puertas para que se realizaran conciertos de rock. El 10 de abril de 1938, miles de nazis celebraron allí la anexión de Austria por parte del Tercer Reich. Ochenta y seis años después abundaron las máscaras de Donald Trump, las pelucas como metáforas del poder piloso de Milei, entre otros objetos. «Pedro Sánchez tu mujer es una corrupta y vos también», gritaron los libertarios en las inmediaciones y el interior del Luna Park. Milei se lo tomó en broma. «Paren, que (Diana) Mondino me va a pedir horas extras», dijo sobre la ministra de Exteriores. A la vez reconoció que se quedó con las ganas de sumarse a las invectivas de la multitud que pedía la cárcel para la expresidenta y exvicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. «Les puedo asegurar que los acompañaría cantando, pero violaría la independencia de los poderes. ¿No les parece que ya tengo bastantes quilombos (problemas)? «.

El rock star

A la hora de cantar, se apropió otra vez de ‘Panic show’, una canción del grupo La Renga, que, ubicado en las antípodas políticas, le ha reclamado que se abstenga de usar la canción. «Por favor no huyan de mí/ Yo soy el rey de un mundo perdido. Soy el rey y te destrozaré. Todos los cómplices son de mi apetito», reza la canción pero Milei ha cambiado la letra: «toda la casta es de mi apetito». La Banda Liberal estuvo integrada en la batería por Alberto ‘Bertie’ Benegas Lynch, el diputado que propone privatizar el mar argentino y llamó durante la campaña electoral a romper relaciones con el Vaticano. Su hermano Joaquín Benegas Lynch se encargó de la guitarra. El bajo lo tocó Marcelo Duclos, coautor de la biografía oficial de Milei. El otro escriba, Nicolás Márquez, es conocido por sus posiciones abiertamente homofóbicas y en defensa de la última dictadura militar (1976-83).

«Estamos festejando la fiesta de la libertad», dijo Milei, y la celebración le permitió incongruencias históricas que pasaron por verdades y provocaron aplausos aprobatorios. «Apareció un señor nefasto, de izquierda, que se llamaba (Benito) Mussolini, que declara que odia el liberalismo, que dentro del Estado todo y fuera del Estado nada». El mercado, recordó, nunca se equivoca. Sin embargo, «los rojitos no aprendieron».

El anarco capitalista también cargó contra el aborto, en sintonía con su secretario de Culto, Francisco Sánchez, quien en el acto de Vox en Madrid había expresado el anhelo de anular la ley que ha despenalizado esa práctica. Según Milei, «Los que se creen tan avanzados con la agenda del aborto, es una agenda que tiene más de tres mil años, y es una agenda absolutamente asesina por un par de salames que hicieron mal las cuentas. Pero el señor Milei es un negacionista de la ciencia. El aborto era un mecanismo para masacrar poblaciones que estaban usando los egipcios para liquidar a los judíos».

Frente interno complicado

Manuel Adorni, quien funge como portavoz presidencial y se ha ganado un espacio en la política argentina a partir de sus filosas ironías y expresiones despectivas, presentó a Milei como «el máximo exponente de la libertad en el mundo pese a quien le pese». Aseguró también que es «el presidente con mejor imagen del continente» y  «el aniquilador de déficit fiscal».

Pocas horas antes de la celebración, el precio del dólar había dado un salto inquietante. Hace una semana, se pagaban 1000 pesos por unidad de la moneda norteamericana. En la tarde del jueves estuvo cerca de los 1300 pesos. A unos dos kilómetros del Luna Park, el oficialismo volvía a fracasar en un nuevo intento en el Senado para impulsar la ley Bases que con la que el mandatario espera tener facultades excepcionales para llevar adelante el desguace del Estado, entre otras medidas radicales. Se conocía a la par de la fiesta libertaria que la la actividad económica cayó en marzo un 8,4% en la medición interanual. El exministro de Hacienda del Gobierno de derechas de Mauricio Macri (2015-19), Alfonso Prat-Gay, advirtió que Argentina corre el riesgo de una «hiperrecesión». El peronista Andrés Larroque también se permitió la crítica. «Unicef proyecta 70% de niños con pobreza, ¿lo resolvemos con un show en el Luna Park? «.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS