20.9 C
Argentina
16 junio, 2024

Tom Hanks dice que hoy un actor heterosexual no podría protagonizar Philadelphia, el filme sobre el HIV que hizo en 1993

Hace unos días, Tom Hanks se entregó a repasar momentos claves de su carrera. Y entre otras reflexiones, dejó claro su parecer sobre qué ocurriría hoy, con tantos cambios y avances relacionados sobre las cuestiones de género, a la hora de tener que elegir un actor para Philadelphia, el filme de 1993 que abordaba con crudeza la enfermedad del HIV.

En estos tiempos en los que las entrevistas a los actores suelen estar marcadas por sus publicistas y reducirse a un junket en el que contestan una y otra vez a las mismas preguntas (“¿Cómo te preparaste para el papel?”; “¿Qué hace único a este personaje?”) hay que festejar que el New York Times haya aprovechado su tiempo con Tom Hanks, durante su tour mediático para promocionar Elvis, su último estreno.

En la nota con el prestigioso diario estadounidense, Tom Hanks habla sobre las adaptaciones de Dan Brown (“son tan cínicas como un crucigrama. Todo lo que hacemos es prometer una distracción”), la biopic de Dean Martin que nunca hizo con Martin Scorsese, o por qué dejó de tuitear (“pensé que era un ejercicio vacío”)…

Un momento del rodaje de “Philadelphia”: el director Jonathan Demme marca una escena entre Tom Hanks y Antonio Banderas.

Y por supuesto, recuerda aquello que ha venido escuchando desde hace años en la industria: “¡Consígueme a Tom Hanks! ¡Consígueme al próximo Tom Hanks! ¡Consígueme al Tom Hanks joven! ¿Quién es Tom Hanks?”.

Pero en unos tiempos de división absurda y de crispación continua, lo que terminó rebotando fuerte en las redes sociales no fueron sus comentarios sobre la pasión que siente por la historia americana, sino sus respuestas relacionadas a su trabajo en Philadelphia, y por qué hoy no se podría rodar tal cual.

Hanks en voz alta

Para graficar cuánto han cambiado los tiempos, el actor se pregunta: “¿Puede un hombre hetero hacer ahora lo que hice en Philadelphia? No, y con razón. El objetivo de Philadelphia era no vivir con miedo. Una de las razones por las que la gente no estaba asustada de esa película era que yo estaba interpretando a un hombre gay”.

La otra pieza clave de la trama: Denzel Washington encabezó cartel junto a Tom Hanks.

Y frente a la pregunta retórica, el gran actor continuó su razonamiento: “Estamos más allá ahora, y no creo que la gente aceptara la nula autenticidad de un hetero interpretando a un gay. No es un crimen, no es un lloriqueo si alguien pide más de una película en el estado actual de autenticidad”.

La trama

Par los que no la vieron, ¿de qué iba Philadelphia?La trama cuenta la vida del joven abogado Andy Beckett (Tom Hanks) cambia cuando descubre que vive con VIH y por ello es despedido de la firma de abogados para la que trabaja.

Entonces contrata al abogado Joseph Miller (Denzel Washington) para que le defienda durante el juicio debiendo luchar no solo contra la opinión que tiene la sociedad sobre dicha enfermedad, sino también contra sus propios prejuicios sobre la homosexualidad, en un conmovedor desenlace. El filme de Jonathan Demme también incluía en su casting a un Antonio Banderas lanzando su carrera en Hollywood.

Antonio Banderas y Tom Hanks en 1993, el año de “Philadelphia”.

Ni “ofendiditos”, ni “agenda 2030”, ni tonterías para intentar frenar un futuro que ya es presente: Tom Hanks es consciente de que, guste más o menos, este mundo no es el mismo que el de hace treinta años. 

Muchos años después, ambos actores recordaban el rodaje.

Por suerte, la visibilidad existe, en Hollywood hace tiempo que el armario está (mucho más) abierto, y las minorías tienen más libertad de expresión artística. Y sí: esto es algo bueno. Que haya más gente contando su historia siempre es positivo para no quedarnos con una única visión del mundo.

CJL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS