20.9 C
Argentina
16 junio, 2024

Del boom al aterrizaje: las fintech recalculan su negocio

El sector fintech es uno de los más prometedores de la economía local. Luego del boom de los últimos cuatro años, que permitió que triplicara su tamaño en cantidad de empresas en el país, tanto a nivel regional como local, las fintech comienzan a “recalcular”. Los cambios en las condiciones globales, acelerados por la suba de tasas de la Fed, las obligan a replantear sus modelos de negocios.

Según datos de KPMG, en el primer trimestre de este año se registró en el país una considerable caída de las inversiones de capital de riesgo. Como el modelo de negocios de la mayoría de las empresas de tecnología financiera se basa en ofrecer productos y servicios “gratuitos”, el aporte del capital inversor es clave para este tipo de compañías.

“En el primer trimestre 2022 se registraron un total de 11 operaciones por U$S 60 millones en rondas de etapa temprana (semillas mayores a U$S 1 millón y series A). Sin embargo, no se observaron rondas en etapas posteriores. Por ello, el monto total de inversiones finalizó en un número inferior a los U$S 110 millones en el primer trimestre de 2021 a pesar de que la cantidad de operaciones superó las cifras de dicho período”, explicaron en la consultora.

De esos montos totales, apenas el 18% fue a parar a empresas del sector fintech, pese que este se mantiene atractivo para los inversores internacionales.

Mariano Biocca, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Fintech, afirmó: “En un escenario global actual caracterizado por la suba de tasas en EEUU, la continuación de la guerra en Ucrania y el consecuente ‘flight to quality’ que deriva en la baja de las cotizaciones delas empresas tecnológicas (entre otras), muchas empresas que venían con un crecimiento muy acelerado tuvieron que plantear cambios en sus estrategias de negocio”.

En las últimas semanas, se conocieron ciertas noticias que dan cuenta de esto. Luego de que Prisma Medios de Pago decidiera “apagar” su billetera digital Todo Pago, para integrarla a otra vertical de su empresa, el Banco Itaú Uni-banco adelantó sus planes de desinversión en su pata fintech, Ank. La billetera había sido lanzada a finales de 2020, pero el producto no terminó de despegar.

“Considerando el escenario mundial de suba de tasas e impacto en las valoraciones en las fintech, Itaú Uni-banco ha decidido desinvertir en su operación de ank para reevaluar los caminos estratégicos posibles en un plazo de 60 días”, explicó la entidad en una comunicación oficial a sus más de 200 empleados. El banco brasileño analiza aún el destino de esta startup, que podría transformarse en un hub de innovación para la entidad.

Otras empresas del sector ya tuvieron que salir a anunciar recortes en su personal, por el “fin de la plata dulce”. Muchas de las ruedas de inversión que estaban previstas para la primera parte de este año se demoraron, con los inversores más atentos, no tanto a la tecnología que las empresas ofrecen, sino a su rentabilidad.

“Seguramente en los próximos meses se van a ver fusiones y adquisiciones. El talento fintech no es un problema porque es fácilmente reubicable, sobre todo el técnico. Quizás es un buen momento para poder sanear el costo directo y entender en profundidad el costo de proyectos tecnológicos”, apuntó Mario López, CEO de Poincenot tech.studio.

“Considero que dentro de 12 meses vamos a tener otro panorama, poniendo en valor a algunas fintech con mayor trayectoria y/o estrategias de revenue, que ya cuentan con ingresos recurrentes. Quizás estas compañías puedan comprar otras empresas con servicios complementarios”, agregó. 

Para Biocca, en tanto,  el sector fintech local lejos de desinflarse, se consolidará: “No es la primera vez que la economía global atraviesa un desafiante ciclo de estas características, y confío en la capacidad de los y las emprendedores/as Fintech de Argentina que tantas veces han demostrado su talento, referente a nivel regional”, afirmó.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS