11.4 C
Argentina
20 junio, 2024

Por qué Brasil pasó a ser el gran dominador a nivel de clubes en Sudamérica

Todavía duran y seguirán durando los ecos que generó ese gol de Angel Di María el año pasado en la, quizá, final más importante de la historia de la Copa América para la Argentina. Contexto: en el Maracaná, contra Brasil puntero del ranking de la FIFA, después de 28 años sin títulos, con seis finales perdidas consecutivamente en competiciones internacionales desde entonces. Por donde se lo mire: un hito y un festejo para siempre.

Luego, el primero de junio de este año, casi a modo de consolidación de un candidato mundialista, en Wembley, Argentina venció 3-0 a Italia, el campeón de Europa, por la Copa Intercontinental (llamada La Finalissima, organizada por la UEFA y la Conmebol, heredera de la Artemio Franchi, la misma que la Argentina había ganado en nuestro verano de 1993, con Diego Maradona y ante Dinamarca).

Sin embargo, a nivel de clubes no hay correlato con esa Selección que lleva el récord nacional de 33 partidos sin perder. Entre los equipos del ámbito local el que domina en Sudamérica es Brasil. Por empezar cuenta con los dos últimos campeones de las competiciones más relevantes: la Libertadores que alzó Palmeiras y la Sudamericana que obtuvo Athlético Paranaense.

Hay más datos que sostienen este fenómeno creciente. Más allá de que Argentina es el dominador histórico tanto en la Libertadores (se juega desde 1960 y los del país de Diego y de Messi suman 25 títulos contra 21 de sus archirrivales) como en la Sudamericana (se disputa desde 2002, y la ventaja también es para la Argentina, 9 a 5). Pero los años recientes modificaron el escenario de la historia. Pase y vea:

1) De las últimas cinco ediciones de la Libertadores, los brasileños ganaron 4 (dos veces consecutivas Palmeiras, las más recientes, Flamengo en 2019 y Gremio en 2017.

2) En las últimas dos finales sólo hubo finalistas de Brasil: los dos títulos de Palmeiras y sus vencidos, Flamengo y Santos.

3) Los cuatro finalistas de las dos principales competiciones en 2021 fueron también del país de Pelé: Palmeiras y Flamengo (lo mismo que decir San Pablo y Río de Janeiro, las dos potencias deportivas del territorio más grande de nuestro sub-continente) en la Libertadores y Atlético Paranaense y Bragantino en la Sudamericana.

4) En la Sudamericana, de todos modos, contando el último lustro, están parejos: con dos campeones (Paranaense en ambos casos por Brasil; e Independiente y Defensa y Justicia por la argentina) y dos finalistas cada uno (Flamengo y Bragantino por un lado; Colón y Lanús, por el otro).

5) La Recopa se parece a un duelo exclusivo entre los dos gigantes con ventaja para Brasil, en los últimos cinco años: tres títulos (Palmeiras, Flamengo y Gremio) y tres subcampeones (Paranaense dos veces y Palmeiras); un poco más atrás se ubica Argentina con dos trofeos: (River y Defensa y Justicia, el último argentino campeón internacional) y un finalista (Independiente). La única excepción: Independiente del Valle, de Ecuador, en 2020).

6) La única excepción al dominio brasileño en este recorrido del último lustro fue una de las finales más controversiales, polémicas y recordadas de todos los tiempos: el triunfo de River ante Boca, en 2018, curiosamente en el estadio Santiago Bernabéu, de Madrid

7) En la vigente edición de la Libertadores de los ocho clasificados a los cuartos de final, cinco son de Brasil (Paranaense, Mineiro, Palmeiras, Corinthians y Flamengo, que se enfrentan en el duelo de los dos equipos con más hinchas, de acuerdo con encuestas diversas, como la realizada el pasado junio por la consultora Convocados) y tres de la Argentina (Estudiantes, Talleres y Colón). En consecuencia, por los cruces que se dieron ya se sabe que habrá dos semifinalistas de Brasil y uno de la Argentina.

8) Y en los cuartos de final de la Sudamericana hay cuatro brasileños (Inter de Porto Alegre, Goianiense, San Pablo y Ceará; y como estos último dos se cruzan habrá al menos un semifinalista de ese país) y ningún argentino.

9) En defensa de los asombros, en la Sudamericana, sucedió un milagro: el Táchira de Venezuela eliminó al multi laureado Santos, en los octavos de final. 

¿Cuáles son las razones de esta supremacía?

Como en la caso de la Champions League la matriz es económica: casi siempre, los que ganan y/o los que más lejos llegan son los que más dinero y posibilidades de invertir tienen.

Algunos ejemplos:

1) De los 20 futbolistas con mayor valor de mercado, 14 son brasileños. Todos representan a equipos brasileños que están en los cuartos de final. Y a ellos hay que sumarles a un uruguayo y un argentino que aparecen en el top 20: Giorgian De Arrascaeta (mediocampista del Flamengo) y Matías Zaracho (mediocampista de Atlético Mineiro).

2) Del top 20 hay sólo uno que no jugó esta edición de la Libertadores, pero sí está en los cuartos de la Sudamericana: Facundo Farías (de Colón, valuado en 12 millones de euros).

3) Los otros argentinos presentes ya se quedaron afuera: Enzo Fernández (sexto, 15 millones, de River) y Ezequiel Barco (decimonoveno, 10 millones, de River). A ellos se suma otro uruguayo, también de River: Nicolás de la Cruz (noveno, 13 millones).

4) Y extendiendo la lista hasta el top 40, 28 son brasileños y 31 del total disputan el Brasileirao

Lo que sucede con las individualidades, por lógica, también sucede con los clubes: en cuanto a valor de mercado 12 de los 14 primeros son brasileños. Las únicas dos excepciones son superclásicas: River (cuarto, detrás de Palmeiras, Flamengo) y Boca (séptimo, detrás de los cuatro mencionados más Corinthians y Bragantino, ahora propiedad de la multinacional Red Bull). 

Lo señaló el año anterior a su fallecimiento en 2015 el imperecedero e imprescindible Eduardo Galeano al diario O Estadão de São Paulo: “Ruego a Dios para que los jugadores no pierdan ese placer de jugar al fútbol, porque en los últimos años han sido condicionados a sólo ganar, lo que se traduce en más dinero. El fútbol ha perdido esa chispa de asombro que debe marcar en cada partido. Y ahora corre peligro de ser un negocio rentable como las drogas o las armas”. Tan cierto, tan doloroso. Casi como ahora muestra -quizá exagerando- a través de Netflix la serie alemana Dogs of Berlín

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS